9 cosas que necesitas saber acerca de hospitales resilientes

513

Los desastres naturales son hechos que ponen a prueba la infraestructura hospitalaria de cualquier sitio del planeta. Para estar mejor preparados, es necesario que los hospitales sean diseñados de forma más inteligente. Las actividades de los hospitales representan entre el tres y el ocho por ciento de la huella de carbono en el mundo, por lo que es fundamental pensar en el uso inteligente de energía para estas instalaciones.

Frente a un desastre natural, la atención se centra en los hospitales, ya que su condición es vulnerable, por lo que la construcción y diseño resiliente al clima extremo para poder funcionar, durante y después, es fundamental.

En este contexto, expertos de Eaton ofrecen 9 puntos de prevención para tener en cuenta frente a posibles desastres naturales:

  1. Resiliencia frente a cambios constantes

Hoy en día, las instalaciones críticas requieren tener funcionalidad durante y después de perturbaciones relacionadas con el clima, desastres naturales, apagones, fallas eléctricas, o simplemente errores humanos.

  1. Prever y planear para lo inesperado

Cuando el Huracán Wilma golpeó la ciudad de Cozumel en octubre de 2005, se había ya convertido en el huracán más devastador en la historia del país, afectando por más de 48 horas Cancún y la Riviera Maya. La falla del sistema eléctrico y los generadores colapsaron el 100% de la infraestructura médica de la zona afectada y el suministro de combustible se redujo a 4 estaciones de servicio, por la falta de previsión en sistemas de respaldo apropiados.

El fallo tanto de la red eléctrica como de los generadores de emergencia obligó a evacuar a los pacientes. Aunque los generadores se encontraban por encima de la cota de inundación, otros componentes críticos de la infraestructura no lo estaban.

  1. Operando en 10 segundos. Mantenerse en funcionamiento hasta por 96 horas.

Acorde con organismos internacionales, los hospitales deben asegurar, el suministro, distribución y control de la energía esencial para mantener la seguridad del paciente ante una falla eléctrica en tan solo 10 segundos. Esta energía deberá mantenerse con un suministro alterno por medio de un generador el cual deberá tener suficiente combustible para asegurar al menos 48 horas a plena carga y 96 horas en áreas de alta actividad sísmica. Durante el periodo en que el generador comienza a operar, la carga critica debe estar respaldada por un UPS, para asegurar la operación y protección de equipos durante la transferencia.

  1. Pruebas de supervivencia continuas

La resiliencia en el sector hospitalario es un proceso incesante, los requerimientos internacionales establecen que mensualmente en intervalos no menores a 20 días y no mayores de 40, los hospitales deben realizar pruebas de supervivencia en cada generador de emergencia por 30 minutos continuos. Es importante recalcar que, en la infraestructura del hospital, además del generador, se deben considerar equipos UPS para respaldar las cargas críticas durante la transferencia al realizar estas pruebas.

  1. Exceder el cumplimiento mínimo

A pesar de los numerosos protocolos de construcción, las instalaciones sanitarias críticas que cumplen las normas pueden no funcionar como es debido o no prestar los servicios esperados cuando se interrumpe el suministro eléctrico. Esto se debe a que estos protocolos suelen referirse a las necesidades mínimas de energía en caso de emergencia y no tienen en cuenta la ampliación de las salidas ni las necesidades de energía en ámbitos como el tratamiento de imágenes. En el mercado existen varias soluciones para respaldo de este tipo de equipos.

  1. Energizando la seguridad

Las áreas de alta prioridad para el cuidado de la vida que requieren energía de emergencia incluyen:

  • Sistemas de detección y alarmas de fuego/humo
  • Sistemas de comunicación
  • Señalamientos de salida
  • Luces de emergencia
  • Generadores y controles del ascensor
  1. Energizando funciones críticas

La energía de emergencia requerida para áreas de alta prioridad para funciones críticas incluye:

  • Sistemas de llamado a enfermeras
  • Salas para equipo TI
  • Farmacias
  • Receptáculos en los cuartos de pacientes
  • Iluminación y receptáculos en laboratorios y cuidados intensivos
  • Selección de tomas de corriente para las habitaciones de los pacientes
  • Testeo de tomacorrientes e iluminación de cubículos seleccionados para laboratorios y cuidados intensivos
  1. Energizando equipos

Las áreas que requieren energía de emergencia incluyen:

  • Controles y Aires acondicionados
  • Cocinas comerciales, salas refrigeradas y congeladores
  • Sistemas de bombeo
  1. Instalaciones críticas demandan preguntas críticas
  • ¿Tiene consideradas las necesidades de energía de emergencia más allá de los 90 minutos estándar para el alumbrado de salidas?
  • ¿Requiere energía de emergencia inmediata sin interrupción?
  • ¿La fiabilidad de su sistema requiere redundancia reforzada?
  • ¿Requiere la habilidad de operar y mantenerse en línea durante apagones prolongados que pudieran durar no sólo horas sino días incluso semanas?

Con el objetivo de asegurar las instalaciones de salud resilientes, desde Eaton ofrecen soluciones de distribución de energía para misión crítica y soluciones de control y monitoreo, así como servicios profesionales y asesoramiento.

banner-web