Una mirada sobre los nuevos procesadores Intel Xeon de 4° generación

533

El especialista hizo un repaso por las principales innovaciones incorporadas en los procesadores escalables Intel Xeon de 4° Generación (nombre en código Sapphire Rapids), Intel Xeon CPU Max Series (Sapphire Rapids HBM) e Intel Data Center GPU Max Series (Ponte Vecchio).

En primera instancia, Barriga recordó los “5 superpoderes” tecnológicos fundamentales que cambiarán de manera profunda la forma en que experimentamos el mundo, definidos por Pat Gelsinger, CEO de Intel, en referencia al proceso de digitalización que se dará durante la próxima década: la inteligencia artificial, la computación ubicua, la conectividad omnipresente, la capacidad sensorial y la infraestructura de la nube al Edge.

En ese sentido, hizo hincapié en el impacto que tendrá esa mayor demanda de datos y enfatizó que los aceleradores embebidos en los nuevos procesadores Xeon ofrecen una ganancia de 53% en promedio en diferentes aplicativos.

“LOS ACELERADORES NOS VAN A PERMITIR LIBERAR NÚCLEOS DEL PROCESADOR PARA QUE SE DEDIQUEN A OTRAS CUESTIONES, Y TAMBIÉN UN MENOR CONSUMO.”

Más en detalle, destacó que los nuevos procesadores escalables Intel Xeon de 4ª Generación demuestran ser superiores a la generación anterior con mejoras de hasta un 20% en desempeño de Inteligencia Artificial, y reduciendo el TCO y el consumo entre un 52% y un 66%.

“Si con la 3ª generación se utilizaban, por ejemplo, 50 servidores, ahora podrán reemplazarlos por prácticamente 17 servidores en temas de IA. Esto ayudará a gastar menos energía eléctrica. El costo total de propiedad es 55% menor”, señaló.

En lo que respecta al cómputo de alto desempeño, hay mejoras de hasta un 66% respecto a generaciones anteriores. “Si los clientes piensan en reducir inversiones en capital de trabajo, con la nueva generación de procesadores Xeon podrán lograrlo”, dijo.

“ES UNA OPORTUNIDAD PARA LOS PARTNER DE SERVIDORES, MUY BUEN PRETEXTO PARA HABLAR CON LOS CLIENTES DE POR QUÉ LA 4° GENERACIONES ES IMPORTANTE PARA ELLOS.”

Barriga afirmó que el lanzamiento de estos nuevos procesadores también representa una gran oportunidad para los partners de Intel: «Hay más de 100 millones de procesadores Xeon en el mundo, todos los partners en nuestro ecosistema ya pueden ordenar estos productos de 4ª generación, lo que generará grandes oportunidades para ellos.»

Otro aspecto que se destacó en la presentación fue la importancia de la sustentabilidad en los productos de la compañía, algo por lo que Intel viene preocupándose desde hace tiempo. La energía que consumen los equipos de Intel en México y Costa Rica es sustentable. Además, existe la iniciativa RISE, por la cual la compañía se compromete a generar solamente energía limpia para el 2030. Esta preocupación por el medio ambiente se traslada al proceso de fabricación de los procesadores Xeon de 4ª generación.

“TODOS NUESTROS PARTNERS DESDE LA SEMANA PASADA YA PUEDEN ORDENAR ESTOS PRODUCTOS.”

Las CPUs Max Series integran una memoria de gran ancho de banda y aceleradores en el paquete del procesador. Hay 3 maneras de utilizar la memoria HBM: la primera es que el procesador solamente utilice la memoria HBM. Otra forma es el modo plano, donde una parte usa memoria HBM y otra está en la DDR5. La tercera opción es el modo de almacenamiento caché de HBM, o sea ambos modos combinados a la vez. “Cuanto mayor sea el manejo de memoria, mayor será el desempeño de la tecnología. Esto nos permite tener menor latencia y aprovechar núcleos al liberarlos y usarlos en otras áreas de trabajo”, explicó.

Barriga destacó que los nuevos procesadores con memoria HBM brindan todavía más mejoras, dependiendo del foco de trabajo. “Un ejemplo puede ser el estudio del genoma humano y distintas enfermedades. La tecnología de Intel fue utilizada para descifrar el genoma del Covid-19 y para desarrollar las vacunas. También puede mejorar todo lo referido a servicios web, análisis de información, IA”, dijo.

La rapidez de estos procesadores también mejora el funcionamiento de los sistemas de pronóstico del tiempo y simulaciones climáticas. En efecto, el Servicio Meteorológico Nacional de la Argentina utiliza los Xeon Ponte Vecchio.

Finalmente, las compras online son otro sector que puede resultar beneficiado, ya que los buscadores reconocen nuestros gustos de consumo mediante IA, y esto se beneficia de las aplicaciones que utilizan esta tecnología en sus centros de datos.

«EL VALOR NO ESTÁ EN LA TECNOLOGÍA DE INTEL EN SÍ, SINO EN LO QUE NUESTROS CLIENTES PUEDEN HACER CON ELLA.»

Con respecto a la seguridad, los nuevos procesadores Xeon de 4ª generación ayudan al cifrado de la información y monitorean que no haya cambios no autorizados. “Estamos cifrando constantemente toda la información que se genera, por lo que cuanto más rápido el procesador cifra la información, más seguridad tendremos, ya que es algo en lo que suele perderse mucho tiempo”, afirmó.

«Los procesadores Xeon de 4 generación son los productos más seguros y eficientes que hemos lanzado hasta el momento. Ya están disponibles para clientes en Latinoamérica, y ya podemos empezar a entregarlos», concluyó.

banner-web